Historia

En la medicina asiática, el Jade se considera una piedra preciosa con efectos beneficiosos sobre la salud. En la cultura china, el jade se conoce como la piedra del cielo o la piedra del emperador, y es un símbolo de pureza, salud y espiritualidad, además de la creencia de sus propiedades curativas.

Desde el siglo VII en China, existen evidencias del uso de los rodillos faciales hechos de este material. Las emperatrices y emperadores chinos fueron los primeros en usarlo para suavizar las líneas finas y las arrugas y para promover una tez más brillante.